Sondear el ilimitado mundo coreográfico e interpretativo, y a la vez recibir el aplauso de los más instruidos y sinceros espectadores siempre será motivo de agasajo para la Compañía Danza Fragmentada que conmemora su vigésimo quinto aniversario de fundada del 11 al 14 de octubre en Guantánamo.

El homenaje viene acompañado de las cuatro décadas de la entrega, en cuerpo y alma, a la creación artística del director y fundador de la compañía, Ladislao Navarro Tomasénsobresaliente bailarín y coreógrafo que ahora siente la emoción del esfuerzo creativo al formar a generaciones de danzantes, muchos sin adiestramiento académico, que sólo siguieron su fortunay establecieron desde el 7 de octubre de 1993 una agrupación emblemática en el movimiento danzario profesional de la provincia más oriental de Cuba.

Por eso el programa de presentación en el Teatro Guaso durante los días 12, 13 y 14 contempla a  “Isla”, obra que nos transfiere a una morriña del pasado y el presente, la infancia y vida de Navarro, su creador, además de “Cardiopatía”, el dilema de un hombre que lucha contra todo obstáculo y“Entropía”, el caos formado en un instante, ambas coreografíasde los más nuevos bailarines de la agrupación: Ismael Cabal Suárez y Felipe Adriano Catalá Balón, respectivamente, cuyos bríos de explorar sus circunstancias actualesy técnicas de baile obedecen alimprontus del cuerpo con planteamientos codificados desde la estética contemporánea y las interrogantes del ser.

Mas estos dos novicios coreógrafos establecen un juego de ritmos y objetos con “Encuentro de abanicos”, otro de los estrenos entreverado con las reposiciones de “Axioma# 1”, de Julio César Azahares Rodríguez y “Ecucarionte”, de LowertElliotColumbié, trabajos coreográficos proveniente de la experiencias en los diarios talleres de danza y el descubrimiento del cuerpo como palabra del tejido social.

El re-estreno de “El Puente de Aguilera”remontó el vuelo 20 años atrás para simbolizar la luctuosa historia vividapor los guantanameros, cuando las aguas del Río Guaso inundaron todo su cursoque doblegó a todo lo que halló en su marcha, una coreografía del maestro Navarro en clamor a la constante superación ante la adversidad, la que ha sido exaltada por la crítica cada vez que se presenta.

 

Fotos: Mariano Alejandro Orue Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *